Y Esto Me Hace Pensar


A la luz de la aurora. Pienso 

Medito en el silencio. Encuentro 

Escucho el rocio de la vana clareza de la niebla 

Que en silencio destella la madrugada. 
No sé si el mundo me ha dejado así: perpleja y compasiva 

No sé si es el dolor o la fragilidad de la humanidad la encontrada 

No sé si es pesar o simple humildad donde el corazón ha llegado. 
Ya no, ya no voy tras una carrera contra reloj

Ya no, espero por la riqueza sin pensar en la nobleza 

Ya no, intentó sino persisto
Y esto me hace pensar …

Que solo a veces, siento que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara esa gota

Que solo a veces, hay que retroceder dos pasos para avanzar uno

Que solo a veces, la mayor sabiduría que existe es conocerse a uno mismo 

Que solo a veces, siento que todo lo sé, y todo lo que sé, lo sé porque amo 

Y que si amo, solo a veces, siento que he llegado por fin a lo que quería ser de mayor: un siemple y pequeño niño.

Advertisements

La culpa es de uno 

Quizá fue una hecatombe de 

esperanzas 

Un derrumbe de algún modo previsto 

Ah pero mi tristeza solo tuvo un sentido
Todas mis intuiciones se 

asomaron 

para verme sufrir 

y por cierto me vieron 
hasta aquí había hecho y 

rehecho 

mis trayectos contigo 

hasta aquí había apostado 

a inventar la verdad 

pero vos encontraste la manera 

una manera tierna 

y a la vez implacable 

de desahuciar mi amor 
Con un solo pronóstico lo 

quitaste 

de los suburbios de tu vida 

posible 

lo envolviste en nostalgias 

lo cargaste por cuadras y 

cuadras 

y despacito 

sin que el aire nocturno lo 

advirtiera 

ahí nomas lo dejaste 

a solas con su suerte 

que no es mucha 
Creo que tienes razón 

La culpa es de uno cuando no 

enamora 

y no de los pretextos 

ni del tiempo 
hace mucho muchísimo 

que yo no me enfrentaba 

Como anoche al espejo 

y fue implacable como vos 

mas no fue tierno 
ahora estoy solo 

francamente 

solo 
Siempre cuesta un poquito 

empezar a sentirse desgraciado 
antes de regresar 

a mis lóbregos cuarteles de 

invierno 
con los ojos bien secos 

por si acaso 
miró como te vas adentrando 

En la niebla 

Y empiezo a recordarte. 

Algo así es lo que pienso……

A veces es bueno escribir lo que se siente para poder dar un suspiro y la mente entender los cambios que procesa el corazón…

No sé qué día fue el que deje de pensar en el amor, no sé qué hora era ni en qué momento deje de pensar en ti. Deje de creer que el amor viene de una simple mirada; de un encuentro repentino, de una conversación en común. No me acuerdo el día en que intente seducir, con mi mirada, con mi forma de ser. Tal vez sea porque he perdido algo en mi. No logro entender si fue una perdida o una ganancia en madurez, pero ya no veo el amor como solía ser. 

No sé qué día fue el último en el que tenía un mundo descontrolado que giraba a mil latidos, con sensaciones y deseos dentro de mi ser en espera de explotar, los que me llevaban a actuar sin pensar, los que me hicieron tomar pasos ligeros sin temor a perder. No se la hora en la que te vi y ya no te vi igual. Antes te veía en tus ojos y sin conocerte imaginaba un mundo a tu lado. Ahora, pienso y medito dentro del corazón. Que el amor es más que una simple mirada. 

No recuerdo el día en el que mi corazón palpito por amor, no se la última hora en la que desee tu mirada y sabía que pensabas en mí.  No sé el último día en que en verdad me enamore. Y ahora, dudo si fue verdad que ocurrió, y me pregunto ¿es verdad que de ti me enamore?

No sé qué temor me invadió, o si fue un cambio de parecer, pero ya no suspiro por amor como ayer. No sé si entiendo ahora que es el amor o el mismo me ha enseñado a dudar más de él. No sé cuál será su reacción cuando vea que en mí algo cambio. Pero, ¿qué cambio en mi? 

Que ahora temo, pero con el temor llegó algo que llamó sabiduría para amar. No sé si fue mi mismo cuerpo adolescente transformado en uno más joven de adultez, no sé si el reaccionó bien, pero solo sé que ya no tengo lo que muchos llaman placer para amar. Confiada estoy que lo perdí, a ti – placer. Sí, el que te impulsa a un beso, el que te llama a estar con alguien en un momento inoportuno. No sé, si es él, quien me demostró que no es el mejor camino para llegar al amor. Si fue él mismo quien me presento al verdadero nombre del – amor. 

Y ese verdadero amor, es quien me ha venido enseñando a creer en él y confiar sin temor en él. 

Dichosos los que lloran, 

Porque serán consolados, 

Dichosos los humildes,

porque recibirán la tierra como herencia.

Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia,

    porque serán saciados.

Dichosos los compasivos,

    porque serán tratados con compasión.

Dichosos los de corazón limpio,

    porque ellos verán a Dios.

Dichosos los que trabajan por la paz,

    porque serán llamados hijos de Dios.

Dichosos los perseguidos por causa de la justicia,

    porque el reino de los cielos les pertenece.

Los Mejores que He Probado

Cuando me decidí escribir sobre vinos debo admitir que tuve que soltar un montón de “paradigmas afirmativas”; que las bebidas alcohólicas son malas, la irresponsabilidad de abusar de ellas, en fin, toda una seria de verdaderas realidades que dejan ver una cara “vil” del vino. Y eso fue lo que me motivo; mostrar el lado bueno, especialmente del vino, pues si se disfruta de una manera responsable, y en un buen ambiente se puede ver esa otra cara de la moneda.

Y no lo niego, sé que estoy hablando de un tema en el que no soy precisamente una eminencia, pero afortunadamente y como me lo suponía, encontré en internet un impulso, gracias a google descubrí una nueva mirada en el tema, y así como posiblemente usted llego a mi blog preguntándose si es normal que hoy las personas hayan creado una cultura del vino disfrutándolo de una forma responsable, yo me tropecé con varios relatos de personas que tienen el mismo interés y en ultimas muestran lo sano del vino.

Con esta nueva idea, que va más allá de eso, pues se ha convertido para mí en un gusto y placer, les voy a mostrar a ustedes “Los Mejores que he Probado” en vinos. Por otro lado, los dejare para cada uno de los próximos posts que irán apareciendo en el blog sobre vinos y que darán cuenta del placer que es disfrutar de ellos en el momento oportuno.

Los Mejores que he Probado

En Israel, hubo dos que se robaron mi mayor admiración en un nivel impresionante para mí el mejor. El primero, un clásico Cabernet Sauvignon, de la zona nor-desértica de Benyamina – Giv’at Ad, Tinta Clásica 2007, de la bodega Tishbi. En él prevalece ese carácter que da vinos de color concentrado, intenso, con un particular ribete centellante, definido y vivo, y un aroma fácil de identificar, fuerte y a su vez fino.

a2cf4276f343caf5b2395594a4e42511

Viñedo Tishbi –Yonathan and Golan Tishbi / Cabernet Sauvignon – Benyamina, Israel

El siguiente, Rose, del viñedo Tulip de Galilea, Moscatel de Alejandría 2010, en este caso, esa combinación que encontré en Galilea de suelo – clima –cepa, es la que sé, da esa sensibilidad tan delicada del Rose! Percibo en el toque tan vigoroso esa fuerte presencia pero que al final llega a esa fineza de un sauvignon blanc con un aroma refrescante, y un gusto cercano al perfume.

Debo admitir, que la primera vez que probé este vino fue en Israel, y aunque parezca algo rosede frase de cajón, ese día, que escogí para visitar el viñedo …fue algo de Dios, pues sin lugar a dudas descubrí el mejor tipo de uva, el más destacado y preferido vino que yo he probado.

 

 

 

 

Viñedo Tulip – Familia Itzhaki / Rose – Galilea, Israel

Ya hay otros vinos que me han dejado esa misma sensación, este se trata de un Rose, Santa Rita 120, viñedo concha y toro Chile 2013, ese vino, asequible en cualquier mercado casi todos es el único que me recuerda esa misma pulcritud. Con ese mismo, intenso color rosa violáceo. Llega el Rose chileno, y me remonta, una, y otra, y otra vez a esa variedad de aromas de cerezas, ciruelas y algunas frutas del viñedo en Galilea, ese vino ligero, ácido pero a la vez dulce que perfuma la boca.

Y otro que lo ha hecho, en España, ese Pinot Blanc de la bodega familia Torres, que por fin ha evolucionado manteniendo esa tan memorable, y glorioso poviña esmeraldatencial que siempre ha sostenido a la vanguardia de los vinos españoles. Sin nada que envidiar a vinos argentinos y chilenos.  De los suelos de Rioja, nacido del tiempo y de la tierra, un mediterráneo clásico: Viña Esmeralda

 

Viñedo Torres – Familia Torres /Mediterraneo Clásico – Rioja, España

 Y para usted, ¿Cuáles son los Mejores que ha Probado? Me gustaría conocer sus comentarios, y también opiniones sobre vinos!

Mi debilidad es esa

Intentar ser fuerte, pensar que no nos amamos. Pensar que no existió amor entre los dos. 

Mi debilidad es esa, intentar olvidar tu mirada. Pensar que me amaste, pensar en los dos. 

Pensar en las palabras que nunca nos dijimos. Pensar en el amor que pudo existir. 

Mi debilidad es esa que llaman temor a continuar. Un miedo a seguir. El verte y enamorarme de ti. 

Pensar en lo que pudimos hacer. Pensar en cómo el amor nos pudo guiar. 

Mi debilidad es esa que algunos llaman pasión. Pensar en un beso. Pensar en algo más… Cerrar los ojos y dejarme llevar.

Mi debilidad, esa debilidad que seguirá siendo Tú