Ayuno

Comencé mi ayuno en el mes de marzo, un lindo mes, me gusta porque es el tercer mes del año y no es que crea en la numerologia pero creo que es un “número divino”, pues todos estamos conformados por tres aspectos: cuerpo, alma y espíritu, es un número que representa lo divino, a su vez lo humano y su unión. 

El ayuno es una de las curiosidades más destacadas que siempre he tenido desde que lo practico. Me gusta tanto investigar cómo empaparme de conocimiento en el tema, pues es una práctica milenaria que tristemente la sociedad consumista la ha puesto en el olvido. Y mencionó el consumismo pues es el fundamento y origen de la obesidad que tristemente afecta a muchos hoy, razón por la cual todo está al alcance, en cualquier momento podemos comprar y comer lo que nuestra mente ambicione, olvidando continuamente que también somos formados por espíritu y que él se vigoriza en la bonanza del ayuno. Por lo tanto esa fue una de las razones por las que participó en la práctica del ayuno, para conectarme repetidamente con mi espíritu que reside en nuestro interior. 

La conexión constante con nuestro espíritu nos lleva a un vínculo, acoplamiento y sensibilidad de los elementos espirituales que conviven en nuestro diario vivir pero al estar tan enrollados por la sociedad consumista nos olvidamos de ese universo de quietud.

Llegando al tema importante, quiero explicar mi experiencia en mi último ayuno. Las anteriores eran simples inconclusas razones por las cuales me gusta practicarlo, sé que extien más pero ahí están las más importantes que pienso son la razón fundamental. Mi ayuno fue de 7 días, comenzando un domingo hasta el día sábado.  

Mi primer día, domingo, fue algo natural mi cuerpo estaba pidiendo a gritos un alto en la comida, razón por la cual no tuve hambre, fue sencillo porque me encontraba en un tiempo de inacción. Me acuerdo que hable con amigos cercanos sobre mi ayuno, eso hizo que otros supieran mi decisión y no se sintieran sorprendidos por mi determinación de abstención de algunos alimentos. Tome también la audacia de solo comer fruta y abundante agua, en el momento que sintiera el clamor de mi espíritu y no de mi estómago. El primer día siempre es algo muy normal, la mente se prepara y el cuerpo también. 

Los cambios empiezan a exhibirse en el segundo día por la noche y en su totalidad en la mañana del tercer día. En ese lapso de tiempo, llega un cambio en la vista, esta es más clara y más sutil, en mi experiencia en la noche del segundo día solo distinguí dos colores el negro y el blanco en lo personal pensé que era algo que iba a mantenerse por los siete días pero desapareció al momento que me dormí para comenzar el tercer día. 

El tercer día fue uno de los más curiosos, me desperté, pero me di cuenta que mi olfato estaba destacadamente desarrollada, me acuerdo que ese día fui a comprar unas bolsas de especies aromatizadas y podía distinguir cada uno de los aromas con tanta fuerza y vigor, olía la fruta específicamente la manzana, antes de ingerirla y era como si el olor de ella  se implantará en mi ser entendiendo los nutrientes que la componen, cada pequeño mordisco era la unión entre los sentidos del cuerpo con la esencia del espíritu en mi interior y eso ocurría cada vez que ingería algo era una sensación más fuerte y poderosa. Hasta el punto de que la barrera entre cuerpo y espíritu se quiebran permitiendo un fluir constante por el espíritu. Cuando el controla el cuerpo, podemos ver inclusive que el universo entero coopera a nuestro favor. Me acuerdo de que ese día estaba esperando un taxi o cualquier transporte que me llevara a un punto específico, era como las 11 de la mañana, estaba haciendo un sol súper fuerte entonces simplemente espere en la estación de un bus. No sentía moverme de ahí por el calor, solo esperar que algo pasara, y paso, justamente a las 12 del medio día llegaron dos personas contándome que también iban al lugar especifico justamente donde yo iba a ir y que estaban esperando un taxi que llego en menos de 5 minutos a donde estábamos todos. Esa tranquilidad nunca la hubiera tenido en un ajetreado día normal sin estar ayunando.

Pienso que cualquier ayuno que se realiza el día tercero es el día en el que se llega a otra dimensión, el cuerpo recae, si es verdad, no se tiene tanto vigor como cuando uno come normal, se pierde fuerza, pero se gana mental y espiritual. Entonces el cuarto y siguientes días son obviamente más habituales ya que se ha ganado terreno espiritual y es cada vez más fácil mantenerse en él.

Cuarto y quinto día el cuerpo mantiene una sensibilidad en el olfato, vista, tacto, y aun en la conexión con otros, se puede ver con mayor claridad la vulnerabilidad del ser humano en su totalidad y hasta distinguir los que son y no forman parte de esa conexión espiritual. Ya al cuarto y siguientes días perdí en su totalidad la necesidad de comer algo que fuera diferente a fruta o beber algo diferente al agua, cada vez lo hacia en lapsos mas largos de horas cuando el espíritu quería conectarse con el cuerpo. Debo admitir que me sentía muchas veces cansada, a veces salía a caminar y regresaba muy agotada después de recorrer trayectos muy cortos. Dormía una vez en el día hasta que mi cuerpo lo necesitaba. Mi mente y mis pensamientos iban a mil. Pensaba en cosas del pasado que hace mucho habían pasado, como también mantenía un interés en el futuro. Tenía oraciones en mi mente contantemente y tomaba un tiempo a solas por la noche y la mañana para reflexionar y meditar.

Después del quinto día para llegar al sexto me ocurrió algo muy peculiar. Estaba caminando hacia el mercado para comprar unas manzanas, compre unas 5 manzanas rojas que pensé comérmelas después, al regresarme de un instante al otro el clima cambio inesperadamente pues estaba haciendo el sol mas lindo de la vida cuando de pronto mientras iba caminando todo cambio a una ráfaga extraña de viento frio tan potente que no dejaba que siguiera adelante, me moleste muchísimo entonces decidí regresarme, cuando tome la dirección contraria el viento se calmo inexplicablemente. Nunca supe porque sucedió esto, pero como dije anteriormente el universo entero estaba conectado a mi favor, y paso que después de retroceder en la dirección contraria me encontré con una amiga que me dio unas palabras de aliento y paz que necesitaba escuchar.

El ultimo día sentí hambre y del hambre una sensación extraña de enojo porque sentía que nuevamente iba a regresar a mi estado “normal” de alimentación. Aun ese día mis pensamientos iban a toda, pensaba en muchas cosas, algunas de ellas muy sensibles otras muy irracionales. Entonces decidí ir a un viñedo en donde tomé agua, pensé escribir mi experiencia. Cada detalle, aunque pareciera extraño y hasta misterioso, pensé en relatarlo, tal vez los que han experimentado el ayuno podrán armonizarse con mi experiencia o a la vez no. No lo se, cada cuerpo ser y espíritu es diferente, unos más sensibles que otros. Entonces escribí, escribí muchas cosas que después del ayuno no me cabía en la mente imaginar lo que había escrito.

Al octavo día comí, olí la comida y mastique pausadamente, respire profundo, pensé en cada sensación y conexión espiritual vivida. Pensé en la afinidad que el espíritu tiene en nosotros. Pensé en el poder que existe en nosotros cuando suplantamos algunos alimentos y nos abstenemos de muchos. Pensé en la importancia de vivir en una conexión contante con el espíritu y eso me dio algo de melancolía pues muchas veces por los afanes de la vida diaria comemos sin pensar que el espíritu vive en nosotros, que también somos más espíritu que cuerpo y que si valoramos su guía y control llegaremos a vivir una vida más placentera y sana en donde nuestros dones espirituales se enaltecen dando paso a una atmosfera diaria dimensional.
 

{Para saber más sobre el ayuno recomiendo estos dos libros: “Ayuno fuente de salud” por Lee Bueno y “Que comería Jesús de Nazareth” por Don Colbert}

Advertisements

La Cima

Parece que la vida me ha dado la posibilidad de llegar a muchas cimas, algunas de ellas más empinadas que otras, pero todas me han guiado a una misma visión…. La cima. Parecieran interminables los caminos, pero así es, la sensación de llegar a la cúspide, te encontras con millones de montañas más. Y cuando piensas que estás por escalar la más alta, sabes bien que te rivalizas con un paisaje lleno de ellas y aún mayores de las que has caminado. 

Dicen que el que ha escuchado alguna vez la voz de las montañas, nunca la podrá olvidar y la vida me ha dado la posibilidad de oírlas, amar a las montañas, aprender de ellas, llegar hasta la cumbre, creando una estabilidad mental, con un solo objetivo: la cima. Porque a decir verdad, existen muchos caminos para llegar a la cima de la montaña. ¿Y quién decide cuál es el mejor?

Te Quiero 

Te quiero a las diez de la mañana, y a las once,y a las doce del día. Te quiero con toda mi alma y

con todo mi cuerpo, a veces, en las tardes de lluvia.

Pero a las dos de la tarde, o a las tres, cuando me

pongo a pensar en nosotros dos, y tú piensas en la

comida o en el trabajo diario, o en las diversiones

que no tienes, me pongo a odiarte sordamente, con

la mitad del odio que guardo para mí.
Luego vuelvo a quererte, cuando nos acostamos y

siento que estás hecha para mí, que de algún modo

me lo dicen tu rodilla y tu vientre, que mis manos

me convencen de ello, y que no hay otro lugar en

donde yo me venga, a donde yo vaya, mejor que tu

cuerpo. Tu vienes toda entera a mi encuentro, y

los dos desaparecemos un instante, nos metemos

en la boca de Dios, hasta que yo te digo que tengo

hambre o sueño.

Todos los días te quiero y te odio irremediablemente.

Y hay días también, hay horas, en que no

te conozco, en que me eres ajena como la mujer

de otro, Me preocupan los hombres, me preocupo

yo, me distraen mis penas. Es probable que no piense

en ti durante mucho tiempo. Ya ves ¿Quién

podría quererte menos que yo amor mío?
Autor:Jaime Sabines 

Wonder

Suddently in this life you start realizing how important it is to value all the people that has crossed into your life. That’s what my thoughts had been over the last past weeks, I started asking myself questions: why ? what ? are there reasons for them to step into it?

Some of them had been lost forever eventually…. some of them had stayed through social media or a phone number or social networks, some of them I’ve kept in my heart, some of them had been forced to keep into the abandon memories of the heart.

It is sayed there is a purpose for everyone you meet, its not an accident, they are meant to cross our path for a reason… truly I believe on this… but, it is also surely tough to understand that the best ones will stay in life.

There comes the moment when you have to draft into your heart a farewell word, who is in charge of realizing that the older you get, the more you learn that some people are not good for, no matter how much you care for them.

The moment to decide a new step in life, will commence, conceivably when all the memories of them fly. This is the moment that faith works, to keep the ones that circumstances had tried to take them apart of your life, it is the guide to those that need to be on your life forever, it is the light that will connect and surround yourself with those who love your light …. and will add to it!

IMG_20171208_130527

Y Esto Me Hace Pensar


A la luz de la aurora. Pienso 

Medito en el silencio. Encuentro 

Escucho el rocio de la vana clareza de la niebla 

Que en silencio destella la madrugada. 
No sé si el mundo me ha dejado así: perpleja y compasiva 

No sé si es el dolor o la fragilidad de la humanidad la encontrada 

No sé si es pesar o simple humildad donde el corazón ha llegado. 
Ya no, ya no voy tras una carrera contra reloj

Ya no, espero por la riqueza sin pensar en la nobleza 

Ya no, intentó sino persisto
Y esto me hace pensar …

Que solo a veces, siento que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara esa gota

Que solo a veces, hay que retroceder dos pasos para avanzar uno

Que solo a veces, la mayor sabiduría que existe es conocerse a uno mismo 

Que solo a veces, siento que todo lo sé, y todo lo que sé, lo sé porque amo 

Y que si amo, solo a veces, siento que he llegado por fin a lo que quería ser de mayor: un siemple y pequeño niño.

La culpa es de uno 

Quizá fue una hecatombe de 

esperanzas 

Un derrumbe de algún modo previsto 

Ah pero mi tristeza solo tuvo un sentido
Todas mis intuiciones se 

asomaron 

para verme sufrir 

y por cierto me vieron 
hasta aquí había hecho y 

rehecho 

mis trayectos contigo 

hasta aquí había apostado 

a inventar la verdad 

pero vos encontraste la manera 

una manera tierna 

y a la vez implacable 

de desahuciar mi amor 
Con un solo pronóstico lo 

quitaste 

de los suburbios de tu vida 

posible 

lo envolviste en nostalgias 

lo cargaste por cuadras y 

cuadras 

y despacito 

sin que el aire nocturno lo 

advirtiera 

ahí nomas lo dejaste 

a solas con su suerte 

que no es mucha 
Creo que tienes razón 

La culpa es de uno cuando no 

enamora 

y no de los pretextos 

ni del tiempo 
hace mucho muchísimo 

que yo no me enfrentaba 

Como anoche al espejo 

y fue implacable como vos 

mas no fue tierno 
ahora estoy solo 

francamente 

solo 
Siempre cuesta un poquito 

empezar a sentirse desgraciado 
antes de regresar 

a mis lóbregos cuarteles de 

invierno 
con los ojos bien secos 

por si acaso 
miró como te vas adentrando 

En la niebla 

Y empiezo a recordarte.